yoon, jaeyeok

mi bitácora ¡la aventura nos espera!

El interés humano de Dharavi

Una de las razones por las que la población allí existente ha creado un lugar en el que ellos se siente cómodos y a gusto se puede vislumbrar en el siguiente artículo:

Jane Jacobs, una de las figuras claves en la reflexión de la ciudad contemporánea, construyó un discurso práctico que revolucionó la historia del urbanismo basándose precisamente en claves cotidianas de empoderamiento. Sus análisis desprejuiciados sobre las ciudades norteamericanas devuelven el peso específico del funcionamiento de la ciudad a las relaciones entre sus vecinos. Lo esencial es crear sistemas diversos que permitan las relaciones humanas, que permitan que los ciudadanos se empoderen de sus calles y barrios, y esto se puede encontrar  en las situaciones más pequeñas. No en vano, en palabras de la autora, podemos leer  lo siguiente en la introducción de su famoso libro, “The Death and live of Great American Cities”:

“El camino que conduce a dilucidar el aparentemente misterioso y perverso comportamiento de las ciudades, creo que comienza, observando atentamente, con las mínimas expectativas posibles, las escenas más cotidianas, los acontecimientos más corrientes,  e intentando ver que significan y si entre ellos afloran las hebras de un principio.”

[…]En el barrio de Miraflores de Lima, casi enfrente de uno de los casinos más espectaculares de la metrópolis, emerge ante nuestros ojos un monumento al empoderamiento ciudadano doméstico. Hace ya algunos años, una promoción de viviendas privada se paralizó en el momento en el que la constructora quiebra. Lo que iba a ser una torre de 15 plantas, se queda a la mitad. No se había terminado la estructura pero ya se habían vendido varios pisos. Ante esta situación, los vecinos que habían pagado su casa y ante el riesgo de perder sus ahorros, deciden terminarse ellos mismos su vivienda, convirtiendo los primero pisos de la torre, en un catálogo de soluciones arquitectónicas diferentes. Cada uno de los vecinos se distribuyó la casa como quiso, utilizó los materiales que más le convenían, eligió su color de fachada y hasta diseñó el descansillo y la puerta de acceso a la vivienda. Una chabola en altura piensan algunos, pero si preguntamos a los comerciantes de la zona, contra todo lo que se pudiera pensar, están encantados porque ese edificio, se ha convertido en un hito urbano, un reclamo que llama la atención y les atrae clientes. Lo nunca visto, un Guggenheim promovido de manera espontánea y auto organizada.-

fuente: http://www.laciudadviva.org/blogs/?p=12886

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 4 de enero de 2012 por en trabajos.
A %d blogueros les gusta esto: